Nuestra historia

FelipaManuela inicia su actividad en el año 2011 como residencia para artistas provenientes de otras ciudades de España, Europa y América Latina. El lugar que acogió la iniciativa fue el antiguo piso de una mujer llamada Felipa Manuela Martínez, quien vivió y trabajó allí como costurera durante más de cincuenta años. Viuda a los pocos años de casarse, consiguió salir adelante en los años cuarenta y cincuenta de la posguerra española, gracias a su trabajo y, también, a la red de mujeres que cultivó a su alrededor durante toda su vida. Este espíritu de colaboración, basado en las ancestrales redes de apoyo que han organizado las mujeres a lo largo de la historia en todos los rincones del planeta, ha inspirado el proyecto FelipaManuela desde sus comienzos.

En pleno barrio de Las Delicias, la casa fue transformada en un espacio cultural manteniendo el mobiliario y la decoración de su antigua dueña; una «casa de abuela», plagada de recuerdos y objetos que conectaban con su vida personal y con la memoria de más de medio siglo de la ciudad. Un «hogar» cálido, que resultaba universalmente familiar, permitió a los artistas extranjerxs conectarse de forma profunda con el contexto de Madrid. Desde este espacio doméstico, y de forma completamente autogestionada, FelipaManuela contribuyó a reanimar una escena local que se encontraba en estado de shock, debido a una crisis económica que, en el 2011, alcanzaba su punto álgido. Durante casi dos años, fue un lugar de encuentro para artistas, curadorxs y otros profesionales, promoviendo una forma de trabajo y sostenibilidad basada en colaboraciones con otros espacios e instituciones de la ciudad.

En el 2016, el espacio dio un giro para centrar su actividad en residencias de investigación para diferentes agentes interesadxs en profundizar, desde la ciudad de Madrid, en los actuales debates que atraviesan la práctica artística y cultural contemporánea.

Felipa Manuela y su hermana Enriqueta en Madrid, durante los años posteriores a la Guerra Civil española. Álbum familiar.